Talento y carpintería, o cómo desintoxicar la educación

http://m.huffpost.com/es/entry/7602732

El talento no es como la pasta de dientes, que sale del tubo a presión: para desplegarse necesita un entorno relajado y en el que no haya miedo. Las prisas arruinan la curiosidad y las ganas de saber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s